Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» el diario de harry styles [harry y tu]
Dom Mayo 31, 2015 4:21 am por giseeh

» ¿Me enamore de la Nerd?♥ Zayn Malik y tú
Lun Ene 05, 2015 6:12 pm por Srta. Lady Screamo

» SOBRENATURAL.(ZAYN MALIK)
Miér Dic 31, 2014 11:58 am por Mariuchi_lof_1d

» Solo a ti te puedo amar (Zayn Malik y tu hot)
Mar Nov 18, 2014 7:34 pm por gicasupo14♥

» |♥|Remember Me|♥| ~Zayn Malik y Tu~
Miér Sep 10, 2014 10:33 pm por SweetBieber

» los muertos me hablan ...zayn y tu
Jue Ago 21, 2014 11:47 pm por isabelhernandez

» Hola a Tod@s
Miér Ago 20, 2014 2:19 pm por happyandcrazy

» novela de zayn y tu
Dom Ago 10, 2014 3:48 pm por BelieveInYourIdols

» la hermana de selena gomez (,1d,, y tu )
Dom Ago 10, 2014 3:45 pm por BelieveInYourIdols

Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




The fault in our stars (harry styles y tu) CAPITULO 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The fault in our stars (harry styles y tu) CAPITULO 2

Mensaje por Belen1733OD el Mar Jun 24, 2014 11:52 pm

CAPITULO 2:



El grupo de apoyo era un coñazo, y a las pocas semanas casi tenían que llevarme a rastras, de hecho, el miércoles que conocí a Harry Styles había hecho todo lo posible por librarme de él mientras veía con mi madre la tercera etapa de una maratón de doce horas de amenica’s next top model, un reality show de la temporada anterior, sobre chicas que quieren ser modelos, que tengo que admitir que ya había visto, pero me daba igual.
Me niego a ir al grupo de apoyo- le dije a mi madre
Uno de los síntomas de la depresión es no tener interés en nada- me contesto
Déjame ver el reality, por favor. Es hacer algo-
Ver la televisión no es hacer algo-
Uff, mamá, por favor.-
____(tn), eres una adolescente. Ya no eres una niña pequeña. Tienes que hacer amigos, salir de casa y vivir tu vida-
Si quieres que sea una adolescente, no me mandes al grupo de apoyo. Cómprame un DNI falso para que pueda ir a la disco, beber vodka y fumar porros-
Para empezar, tú no fumas porros-
Mira, eso lo sabría si me consiguieras un DNI falso-
Vas a ir al grupo de apoyo-
Ufffffff- resople dándome por vencida.
_____(tn), te mereces una vida-
Me callé, aunque no llegaba a entender que tenía que ver ir al grupo de apoyo con la vida. Aun así, acepté ir después de negociar mi derecho a grabar los episodios del reality que iba a perderme.
Fui al grupo de apoyo por la misma razón por la que había permitido que enfermeras que solo habían estudiado un año y medio para sacarse el titulo me envenenaran con productos químicos de nombres exóticos: quería que mis padres estuvieran contentos. Solo hay una cosa más jodida que tener cáncer a los dieciséis años, y es tener un hijo con cáncer.
Mi madre se paro en doble fila detrás de la iglesia a las 16:56. Fingí trastear un segundo con mi bombona de oxigeno solo para perder tiempo.
¿Quieres que te la entre? – me pregunto mi mamá
No, está bien- contesté.
La bombona verde pesaba poco, y tenía un carrito de metal para arrastrarla. Me lanzaba dos litros de oxigeno por minuto a través de una cánula, un tubo transparente que se dividía en dos a la altura del cuello, me rodeaba las orejas y se introducían en mis fosas nasales. Necesitaba ese artilugio porque mis pulmones pasaban olímpicamente de ser pulmones.
Te quiero- me dijo mi mamá cuando Salí del auto.
Y yo a ti mamá. Nos vemos a las seis-
Haz amigos- exclamo por la ventanilla mientras me alejaba
No quise tomar el ascensor porque en el grupo de apoyo, tomar el ascensor significaba que estas en las ultimas, así que baje por la escalera. Tomé una galleta, me llene un vaso de plástico de limonada y me di la vuelta.
Un chico me miraba fijamente.
Estaba segura que no lo había visto antes. Como era alto y musculoso, la silla escolar de plástico en la que estaba sentado parecía de juguete. Tenía el pelo castaño, con rulos y un poco largo. Parecía de mi edad, quizá un año más, y había pegado el culo al fondo de la silla, en una postura lamentable, con una mano media metida en un bolsillo de sus jeans oscuros.
Mire hacia otro lado, porque de pronto fui consciente de que iba echa una pena. Llevaba unos jeans viejos que alguna vez habían sido ajustados, pero que ahora me colgaban por todas partes, y una camiseta amarilla de un grupo de música que ya no me gustaba. En cuanto al pelo, lo llevaba largo, y ni siquiera me había molestado en cepillármelo. Además tenía los mofletes ridículamente inflados, como una ardilla, un efecto colateral del tratamiento. Parecía una persona de proporciones normales con un globo por cabeza. Eso por no hablar de los tobillos hinchados. Pero le lancé una mirada rápida y vi que sus ojos seguían clavados en mí.
Me pregunte por que la gente lo llamaba “contacto” visual.
Me dirigí al corro y me senté al lado de Niall, a dos sillas de distancia del chico. Volví a echar un vistazo y seguía mirándome.
Pero digo una cosa: estaba buenísimo. Si un chico que no está bueno te mira de arriba abajo, en el mejor de los casos te sientes incomoda, y, en el peor, te sientes agredida. Pero un chico que esta bueno… en fin.
Saque el móvil y pulse una tecla para ver la hora: las 16:59.
El corro se completo con los infelices adolescentes de doce a dieciocho años, y entonces Patrick empezó la oración de la serenidad: “Dios, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que puedo cambiar y sabiduría para entender la diferencia”. El chico seguía mirándome. Sentí que me ruborizaba.
Al final decidí que la mejor estrategia era mirarlo yo a él.
Al fin y al cabo, los chicos no tienen el monopolio de las miradas. Así que lo observé detenidamente mientras Patrick comentaba por enésima vez que era impotente, etcétera, y enseguida la cosa se convirtió en una competencia de miradas. Al rato el chico sonrió y desvió por fin sus ojos verdes azulados. Cuando volvió a mirarme, alce las cejas para darle a entender que yo había ganado.
El chico encogió los hombros. Patrick siguió hasta que por fin llego el momento de las presentaciones.
Niall, quizá te gustaría empezar hoy. Sé que estas pasando por un momento difícil- dijo Patrick
Si- contesto Niall- Me llamo Niall y tengo diecisiete años. Parece que tienen que operarme dentro de dos semanas. Después de esa operación me quedare ciego. No me quejo ni nada de eso, porque sé que muchos de ustedes están peor, pero, bueno, en fin, ser ciego es una mierda. Aunque mi novia me ayuda, y amigos como Harry.
Señalo con la cabeza al chico, que ahora tenia nombre.

Belen1733OD

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 08/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.