Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» el diario de harry styles [harry y tu]
Dom Mayo 31, 2015 4:21 am por giseeh

» ¿Me enamore de la Nerd?♥ Zayn Malik y tú
Lun Ene 05, 2015 6:12 pm por Srta. Lady Screamo

» SOBRENATURAL.(ZAYN MALIK)
Miér Dic 31, 2014 11:58 am por Mariuchi_lof_1d

» Solo a ti te puedo amar (Zayn Malik y tu hot)
Mar Nov 18, 2014 7:34 pm por gicasupo14♥

» |♥|Remember Me|♥| ~Zayn Malik y Tu~
Miér Sep 10, 2014 10:33 pm por SweetBieber

» los muertos me hablan ...zayn y tu
Jue Ago 21, 2014 11:47 pm por isabelhernandez

» Hola a Tod@s
Miér Ago 20, 2014 2:19 pm por happyandcrazy

» novela de zayn y tu
Dom Ago 10, 2014 3:48 pm por BelieveInYourIdols

» la hermana de selena gomez (,1d,, y tu )
Dom Ago 10, 2014 3:45 pm por BelieveInYourIdols

Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




The fault in our stars (harry styles y tu) CAPITULO 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The fault in our stars (harry styles y tu) CAPITULO 3

Mensaje por Belen1733OD el Mar Jul 01, 2014 3:39 pm

CAPITULO 3:


En fin- continuo diciendo Niall mirándose las manos, con las que había formado una especie de tipi-, no hay nada que hacer.
Puedes contar con nosotros Niall- dijo Patrick-. Vamos a decírselo a Niall, chicos.
Y hablamos todos a la vez:
Puedes contar con nosotros, Niall.
El siguiente fue Michael, de doce años. Tenía leucemia.
Siempre había tenido leucemia. Estaba bien (o eso dijo, aunque había tomado el ascensor.)
Lida tenia dieciséis años y era lo bastante linda para ser objeto de las miradas del chico lindo. Era una asidua con un cáncer de apéndice que había remitido hacía mucho tiempo.
Yo ni siquiera sabía que el cáncer de apéndice existía hasta que la oí nombrarlo. Dijo- como había dicho todas las veces en que yo había ido al grupo de apoyo- que se sentía fuerte, y a mí, con aquellas protuberancias que expulsaban oxigeno y me hacían cosquillas en la nariz, me pareció una chulería.
Intervinieron otros cinco chicos antes de que le tocara a él. Cuando le llego su turno, sonrió ligeramente. Tenía una vos grave, ardiente y terriblemente sexy:
Me llamo Harry Styles. Tengo diecisiete años. Hace un año y medio me diagnosticaron un osteorsacoma, pero estoy aquí solo porque Niall me lo ha pedido.
Y como estas?- le preguntó Patrick.
Muy bien. – Esbozo una sonrisa torcida-. Estoy en una montaña rusa que no hace más que subir, amigo mío.
Cuando me llego el turno, dije:
Me llamo _____(tn) y tengo dieciséis años. Cáncer de tiroides que ha pasado a los pulmones. Estoy bien.
La hora pasó enseguida. Se contaron peleas, batallas ganadas en guerras que sin dudas se perderían. Se aferraban a la esperanza. Se hablo de la familia, tanto bien como mal. Estaban todos de acuerdo en que los amigos no lo entendían. Se derramaron lágrimas y se recibió consuelo. Ni Harry Styles ni yo volvimos a hablar hasta que Patrick dijo:
Harry, quizá te gustaría compartir tus miedos con el grupo-
¿Mis miedos?-
Si-
Me da miedo el olvido- hablo sin pensárselo un segundo- le temo como el ciego al que le da miedo la obscuridad.
No te adelantes- intervino Niall esbozando una media sonrisa
¿He sido poco delicado? –Preguntó Harry- puedo ser bastante ciego con los sentimientos de los demás.
Niall se reía, pero Patrick levanto un dedo amonestador:
Harry, por favor, sigamos contigo y con tu lucha. ¿Has dicho que te da miedo el olvido?
Sí, eso he dicho- contestó Harry
Patrick parecía perdido.
Bueno, ¿alguien quiere hablar de este tema?-
Yo había dejado el instituto hacia tres años. Mis padres eran mis dos mejores amigos. Mi tercer mejor amigo era un escritor que no sabía que yo existía. Era una persona bastante tímida, de las que no levantan la mano. Pero por una vez me decidí hablar. Levante ligeramente la mano.
_____(tn)- exclamó de inmediato Patrick con evidente alegría.
Estoy segura de que pensó que estaba empezando a abrirme y a formar parte del grupo.
Mire a Harry Styles, que me devolvió la mirada. Sus ojos eran tan claros que casi podías verte en ellos.
Llegara el día en que todos nosotros estaremos muertos -dije- . Todos nosotros. Llegara un día en que no quedará un ser humano que recuerde que alguna vez existió alguien o que alguna vez nuestra especie hizo algo. No quedara nadie que recuerde a Aristóteles o a Cleopatra, por no hablar de nosotros. Todo lo que hemos hecho, construido, escrito, pensado y descubierto será olvidado, y todo esto – continúe, señalando a mí alrededor- habrá existido para nada. Quizá ese día llegue pronto o quizá tarde millones de años, pero, aunque sobrevivamos al desmoronamiento del sol, no sobreviviremos para siempre. Hubo tiempo antes de que los organismos tuvieran conciencia de sí mismos, y habrá tiempo después. Y si te preocupa que sea inevitable que el hombre caiga en el olvido, te aconsejo que ni lo pienses. Dios sabe que es lo que hace todo el mundo.
Aprendí estas cosas de mí anteriormente mencionado tercer mejor amigo, Peter van Houten, el solitario autor de Un dolor imperial, el libro que yo consideraba la Biblia. Peter Van Houten era la única persona con la que había tropezado que: a) parecía entender que es estar muriéndose, y b) no se había muerto.
Cuando acabé, la sala se quedo bastante rato en silencio. Observe una amplia sonrisa en la cara de Harry, no la medio sonrisita torcida del chico que pretendía ser sexy mientras me miraba fijamente, sino su sonrisa de verdad, demasiado grande para su cara.
Joder –dijo Harry en voz baja- que tía más rara.
Ninguno de los dos volvimos a decir nada hasta que termino la reunión. Al final tuvimos que tomarnos de las manos, y Patrick empezó otra oración.
Señor Jesucristo, nos hemos reunido en Tu corazón, literalmente en Tu corazón, como supervivientes del cáncer. Tú y solo Tú nos conoces como nos conocemos a nosotros mismos. Guíanos hacia la vida y la luz en nuestra dura prueba. Te rogamos por los ojos de Niall, por la sangre de Michael y Jamie, por los huesos de Harry, por los pulmones de ____(tn) y por la garganta de James. Te rogamos que nos cures y que podamos sentir Tu amor y Tu paz, que rebasa toda comprensión. Y no olvidemos a los queridos compañeros que se marcharon contigo: María, Kade, Joseph, Haley, Abigail, Angelina, Taylor, Gabriel…
La lista era larga. El mundo está lleno de muertos. Y mientras Patrick siguió con su cantinela, leyendo la lista de una hoja de papel, porque era demasiado larga para que se la supiera de memoria, mantuve los ojos cerrados e intenté centrarme en la oración, pero sobre todo imaginaba el día en que mi nombre pasara a formar parte de esa lista, al final de todo, cuando ya todo el mundo hubiera dejado de escuchar.
Cuando Patrick acabó, pronunciamos todos juntos un estúpido mantra –HOY ES EL MEJOR DIA DE NUESTRA VIDA- y se dio por finalizada la sesión. Harry Styles se levanto de la silla y vino hacia mí. Sus andares eran torcidos como su sonrisa. Era mucho más alto que yo, pero se quedo a cierta distancia de mí, asique no tuve que estirar el cuello para mirarlo a los ojos.
¿Cómo te llamas?- me preguntó.
_____(tn)-
Me refiero a tu nombre completo-
Ah… _________(nombre completo)-
Estaba a punto de decirme algo cuando Niall se acercó.
Espera- añadió Harry levantando un dedo, y se volteo hacia Niall- Ha sido mucho peor de lo que decías.
Te dije que era una pena –contesto Niall.-
¿Por qué pierdes tu tiempo en estas cosas?-
No lo sé. Quizá ayuda-
Harry se acerco a su amigo creyendo que yo no lo oiría.
¿Esta chica suele venir?-
No oí el comentario de Niall, pero Harry le contestó:
Se lo diré- siguió Harry
Sujeto a Niall por los hombros y se separó un poco de él:
Cuéntale a ____(tn) lo de la clínica.
Niall apoyo una mano en la mesa de la merienda y dirigió a mí su enorme ojo
Bueno, que he ido a la clínica esta mañana y le dije a mi cirujano que prefería quedarme sordo a ciego. Y él me dijo: “las cosas no funcionan así”. Y yo: “ya entiendo que no funcionan así. Lo único que digo es que preferiría quedarme sordo a ciego si pudiera elegir, pero ya sé que no puedo”. Y el después dijo: “bueno, la buena noticia es que no vas a quedar sordo”. Y le solté: “gracias por explicarme que mi cáncer de ojos no va a dejarme sordo. Ya veo que tengo la inmensa suerte de que una gran eminencia como usted se digne a operarme”.
Parece un ganador –le dije- voy a intentar contraer un cáncer de ojos para poder conocer a ese tipo.
Te deseo suerte. Bueno, tengo que irme. Mónica esta esperándome, voy a mirarla mucho mientras pueda-
¿contrainsugerencia mañana? –pregunto Harry a Niall
Por supuesto-
Niall se giro y subió corriendo la escalera, de dos en dos. Harry Styles se volvió hacia mí.
Literalmente –me dijo.
¿Literalmente? – le pregunté.
Estamos literalmente en el corazón de Jesús –añadió- pensaba que estábamos en el sótano de una iglesia, pero estamos literalmente en el corazón de Jesús
Alguien debería informar a Jesús –le comenté-. Vaya, puede ser peligroso almacenar en el corazón a niños con cáncer.


Belen1733OD

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 08/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.